skip to Main Content
Critales Ppal

Las mejores técnicas para la limpieza de cristales

Dejar los cristales relucientes y sin manchas ni cercos es una de las cosas más complicadas a la hora de enfrentarse a la limpieza del hogar o de cualquier negocio. De hecho, es el motivo por el que el trabajo de los limpiadores de cristales está tan demandado, no solo en grandes edificios. Sin embargo, hay maneras de conseguir que las ventanas, cristaleras y espejos queden perfectos sin tener que contratar a un profesional. Descubre cómo hacerlo.

Trucos para limpiar los cristales rápido por las dos caras

Uno de los mejores consejos que cualquier limpiador profesional puede darte es contar con los productos y materiales necesarios. A la hora de hacer la limpieza de las ventanas uno de los imprescindibles para ahorrar tiempo son los limpiadores con imán. Estos limpiacristales magnéticos te permiten limpiar las dos caras del cristal de una sola pasada.

Se manejan desde el interior de la vivienda y son perfectos para llegar a zonas poco accesibles tanto desde el interior como el exterior de la casa. Aunque a la hora de comprar uno debes tener en cuenta el grosor de los vidrios que vas a limpiar para asegurarte que eliges uno con los imanes lo suficientemente potentes.

Cómo usar una raqueta limpiacristales

Otra manera de limpiar ventanas es usar una raqueta de goma, esta es la técnica que utilizan habitualmente los cristaleros profesionales en grandes superficies de vidrio. Sin embargo, aunque parece sencilla hay que tener cierta precisión para no dejar marcas y conseguir un acabado perfecto. Si vas a limpiar con este elemento necesitas agua con jabón, una esponja, unos trapos limpios y la propia raqueta con labios de goma.

En primer lugar pasa el trapo por los marcos de las ventanas y por los cristales para retirar el polvo y la suciedad superficial que pueda haber. Después usa una esponja para hacer la limpieza de los vidrios y a continuación pasa la raqueta para eliminar los restos de agua y jabón.

Puedes usar dos técnicas a la hora de pasar la raqueta de goma:

  • Con movimientos horizontales o verticales cuando la superficie está bastante sucia.
  • Con movimientos en abanico cuando son cristales que se limpian regularmente y que no tienen mucha suciedad.

Haz la limpieza de los cristales mientras te tomas el aperitivo

Ahora, que si lo que quieres es limpiar las ventanas y espejos sin mover un dedo y sin tener que contratar a nadie también es posible. Simplemente tendrás que hacer una inversión inicial y darle a un botón para conseguir unos cristales relucientes si optas por hacerte con una máquina automática para la limpieza de los vidrios de tu hogar.

Los robots limpiacristales son unos dispositivos similares a las aspiradoras autónomas tipo Roomba que son capaces de limpiar ventanales sin necesidad de que intervengas. Más allá de para conectarlo o para colocarlo en la zona que tiene que limpiar. Hay muchos modelos en el mercado con diferentes características pero todos tienen en común la comodidad que supone no tener que frotar los cristales. Además, puedes encontrar algunos que incluso pueden manejarse desde el móvil.

Métodos caseros para la limpieza de ventanas y espejos

Si eres un amante de la limpieza y te gusta hacer las cosas por ti mismo a la vieja usanza es probable que conozcas algunos trucos caseros para limpiar cristales sucios. Pero aquí cada maestrillo tiene su librillo. Te contamos los métodos caseros más populares:

  • Agua caliente con jabón. El agua tibia con jabón es un limpiador mucho más potente que si se usa fría. Simplemente tienes que frotar la superficie con una bayeta húmeda y después usar otra limpia y seca para dejar la superficie sin restos de humedad.
  • Agua con vinagre. Puede parecer un remedio ineficaz pero lo cierto es que el vinagre deja los cristales muy brillantes. Simplemente mezcla una parte de vinagre por cada cinco de agua y úsala para limpiar todo tipo de cristales.
  • Alcohol. Si quieres darle un brillo extra a los espejos puedes echar unas gotas de alcohol en un trapo húmedo y usarlo para limpiar. Seca con papel absorbente después y listo.
  • Producto para limpiar cristales mejorado. Para un resultado deslumbrante puedes usar limpiador de cristales tipo cristasol y mezclarlo con tres parte de vinagre y un chorro de zumo de limón. Rocíalo sobre las ventanas y espejos y frota con papel de periódico. Verás como tus cristales quedan más brillantes que nunca.
Back To Top
Abrir chat
1
Hola, ¿podemos ayudarte?.
Si desea escribirnos pulse de nuevo el botón de WhatsApp.
Powered by