skip to Main Content
Vaciado de pisos en Madrid
Orden Ppl

Cómo ser más organizado en casa

Hay quien piensa que una persona ordenada nace, no se hace. Sin embargo, no todo es blanco o negro. Si eres un desastre en casa y quieres ponerle solución siempre hay algunas cosas que puedes cambiar para lograr un poco más de orden y organización en casa. Te damos unos consejos sobre cómo ser organizado para conseguir que el día a día de tu familia en tu hogar sea más sencillo.

Cómo ser organizado

Comienza por no acumular

Parece sencillo pero en realidad es una de las cosas más complicadas. Intenta guardar solo aquellas cosas que utilizas y no meter cosas en los armarios pensando en el “por si acaso”. Lo primero que debes hacer es hacer una limpieza a fondo de todo lo que tienes almacenado. Todos tenemos que tirar cosas que no necesitamos, revisa tus pertenencias y ve deshaciéndote de aquellas que no te aportan nada.

En segundo lugar tienes que evitar llenar de nuevo el vacío que han dejado las cosas que has tirado. Es decir, comienza a comprar sólo aquellas cosas que realmente necesitas. Cuantas menos cosas tengas en casa menos cosas tendrás que limpiar y organizar. Por lo que mantener el orden será una tarea infinitamente más sencilla.

Intenta mantener el orden

No hace falta ser un maniático del orden y la limpieza, pero si consigues mantener la casa en buen estado a lo largo de la semana, cuando llegue el momento de limpiar todo será más rápido y sencillo. Para ello debes mantener la casa ordenada en tu día a día. Estas son algunas cosas que puedes hacer:

    • Haz la cama siempre antes de irte a trabajar.
    • Friega las cosas de la cocina según vas cocinando.
    • Recoge la manta del sofá antes de irte a dormir.
    • Aprovecha para limpiar la mampara de la ducha justo al terminar de ducharte.

Y si tu casa es tal caos que incluso esto te resulta complicado, siempre puedes contactar con un servicio profesional de vaciado y limpieza de una casa y comenzar desde cero.

Limpia y ordena siempre después de cada actividad

Esto te lo puede decir cualquier persona organizada. Después de acabar algo siempre hay que dejar todo como estaba antes de comenzar. Esta regla puedes aplicarla a todo lo que hagas. Desde la hora de la comida al momento de juegos con tus hijos. Así parecerá que la casa está ordenada en todo momento.

Es decir, si vas a comer una vez termines debes hacer que la mesa parezca de nuevo limpia y sin una miga. Tras jugar con el perro guarda su juguete o pelota en su lugar o guarda la ropa en el armario después hacer la colada. Parecen cosas obvias, pero somos muchos los que vamos dejando tareas atrás convirtiendo la casa en un jaleo.

Limpiar y ordenar

Planifica las tareas del hogar

Otra de las manera de lograr ser más ordenado es haciendo una planificación. Apunta en un papel todas las tareas del hogar. Tanto las que se deben hacer a diario como la cama, recoger la mesa o fregar los platos, como las semanales y las mensuales que impliquen limpiezas más completas como el baño o los cristales.

Después habla con el resto de la familia y valora la disponibilidad de cada uno. Con esto podrás crear un cuadro en el que se dividan las tareas para que todos colaboren y la casa esté mucho más organizada sin necesidad de hacer grandes esfuerzos.

Crea menús semanales

Con la comida pasa lo mismo que con las tareas del hogar. Puede parecer mucho trabajo tener que organizar todas las comidas, especialmente si sois una familia grande, pero con un poco de orden y concierto todo puede resultar más sencillo. Simplemente tienes que crear distintos menús para cada día de la semana, incluyendo la comida y la cena.

Así además, a la hora de ir a hacer la compra vas a saber exactamente lo que necesitas comprar. Por lo que puedes ahorrar en la factura del mercado y además hacer la compra en menos tiempo. Prueba a hacer al menos tres juegos de menús semanales para no aburriros siempre de lo mismo.

Haz una limpieza general al año

Por muy ordenado que te vuelvas es complicado mantener todo impecable y no acumular nada a lo largo del año. Pero por suerte ya sabemos que nadie es perfecto. Lo mejor que puedes hacer es armarte de paciencia y organizar una limpieza general una vez al año o cada dos años como mucho. Es el momento para volver a tirar cosas que ya no usas y limpiar todo a fondo.

Puedes aprovechar para hacer un vaciado de enseres viejos en el trastero, lavar alfombras y cortinas, donar ropa, etc. Así una vez acabes tendrás la casa perfecta para poder comenzar un nuevo año. Y si mientras tanto algo se descontrola, no te agobies, ¡nos pasa a todos!

Back To Top
Abrir chat
1
Hola, ¿podemos ayudarte?.
Si desea escribirnos pulse de nuevo el botón de WhatsApp.