skip to Main Content
Empresa de Vaciado de pisos en Madrid
Orden Juguetes Ppal

6 consejos para organizar los juguetes de los niños

Conseguir tener un dormitorio infantil ordenado es una tarea bastante complicada si no cuentas con un orden y unas rutinas establecidas. Más aún si estamos hablando de una habitación pequeña o si varios de nuestros hijos comparten cuarto. Sin embargo te damos varias ideas para guardar los juguetes de manera creativa, consiguiendo una mayor sensación de amplitud y manteniendo el orden a raya.

Guardar los juguetes

1. Aprovecha el espacio a lo alto con cajas de plástico

Uno de los mejores consejos que cualquier maniático del orden puede darte para saber cómo aprovechar una habitación infantil pequeña es no desaprovechar el espacio vertical de las paredes. Puedes hacerlo de varias maneras. Una de ellas es colocar estanterías de suelo a techo para colocar los juguetes de forma ordenada, aunque en ocasiones esto puede dar aún más sensación de desorden.

Una idea muy buena es utilizar cajas bonitas de plástico o de madera en distintos colores, de manera que cada recipiente se destine a un tipo de juguetes. Y que a su vez, estas cajas puedan apilarse para hacer torres que ahorran espacio una vez se ha dejado de jugar y todo está en su sitio.

2. Usa el hueco de debajo de la cama para los juguetes más grandes

Saber cómo guardar los juguetes grandes cuando tenemos falta de espacio en casa es todo un reto. A todos los padres nos gustaría hacer una criba y deshacernos de varios con una recogida de juguetes grandes. Sin embargo, antes de tener un conflicto con los niños te contamos algunos trucos para aprovechar espacios pequeños aparentemente y no tener que tirar nada.

Uno de ellos es el hueco de debajo de la cama, siempre que no tengamos una cama nido. Podemos colocar cajas grandes con ruedas en las que meter todos aquellos juguetes grandes que no caben en otro lugar. Con este sistema es muy sencillo almacenar todo tipo de cosas y ocultarlos de la vista cuando no estén jugando con ellos. Además estamos ganando un espacio que de otra manera no aprovecharíamos.

3. Utiliza carritos con ruedas para lo que más se use

Siempre hay algunos juguetes o actividades que gustan más a los pequeños de la casa y con los que deciden jugar por todas parte. Para ese tipo de cosas, sean juegos o materiales de manualidades, es muy práctico utilizar un carrito o un recipiente con ruedas. De ese modo podréis llevarlo a distintas habitaciones y después recoger todo estéis donde estéis.

Si además el carrito tiene distintos pisos y colocas cajas para hacer compartimentos puedes sacarle el máximo partido y hacer que cada cosa tenga su lugar. No importa si lo usas para juegos de mesa o para poner pinturas y pinceles. Estos carritos ayudan a mantener el orden ya que una vez recogidos se pueden cambiar de lugar para no estar a la vista.

Organizar los juguetes en el trastero

4. Coloca cestas o cajones en la estantería

Si ya tienes estanterías en la habitación del niño una solución muy práctica es poner cestas o cajones de la altura de las baldas para aprovechar bien el espacio. Puedes usar un código de color para los distintos juguetes o bien ponerlas todas iguales si quieres una sensación más homogénea. De cualquier manera conseguirás que cada juguete tenga su lugar.

Hay muchas opciones para adaptarse a la estética de la casa o para dar un toque original a la habitación. Puedes usar cestas de mimbre, cajas de cartón con dibujos o poner unos rieles para colocar cajones de madera. Con un poco de creatividad puedes conseguir algo realmente bonito a la vez que práctico.

5. Etiqueta donde va cada juguete

Si has intentado de todo y no consigues mantener todo en su sitio, antes de llamar a una empresa de vaciado de trasteros para que se deshaga de todo, puedes probar una última cosa. Etiqueta cada caja, estante o armario en la que se guarda cada juguete. Así puedes crear un lugar para las pelotas, otro para las piezas de construcción o para los peluches.

Usa letras llamativas para los que ya saben leer o ilustraciones bonitas para niños que aún no conocen las letras. Enséñales dónde se coloca cada cosa e intenta crear una rutina divertida después de la hora de jugar para ordenar los juguetes. Con paciencia terminarás consiguiendo que cada cosa esté en su sitio.

6. Coloca los cuentos en baldas a su altura

Además de los juguetes, los cuentos también suelen terminar tirados por el suelo y en lugares insospechados. Para evitar esto puedes dejar huecos libres en estanterías a la altura de los niños, aunque otra alternativa es colocar baldas y expositores para ellos. Puedes encontrar estos complementos en las tiendas o bien fabricarlos tu mismo.

Se trata de baldas su alcance en las que es muy sencillo coger y colocar los cuentos. Y que además permite que se vean las portadas, por lo que también sirve de objeto decorativo. Puedes usar estos estantes también para poner los mejores dibujos de los niños y que sean ellos los que decoren la habitación.

Back To Top
Abrir chat
1
Hola, ¿podemos ayudarte?.
Si desea escribirnos pulse de nuevo el botón de WhatsApp.