skip to Main Content
Empresa de Vaciado de pisos en Madrid
Organizar Despensa

Cómo organizar una despensa para tener todo a mano y ordenado

Mantener tu despensa en orden te facilitará la tarea de encontrar todo lo que necesitas en el momento de cocinar. Los expertos de Vaciados y Limpiezas, gracias a su gran experiencia de vaciado de pisos y organización, te cuentan todos los secretos para que tengas una despensa ordenada y todo a mano.

Utiliza cestas y estantes para distribuir bien los alimentos

Analiza bien el espacio y diseña la despensa de manera que los elementos te hagan la vida más fácil. Coloca en la parte de abajo lo que más pesa y ten a la mano, lo que uses más. Los estantes abiertos y cestas te ayudarán a ordenar la despensa mejor. En las esquinas, lo mejor es instalar bandejas deslizantes para aprovechar los rincones.

Saca todos los alimentos fuera y comienza a ordenar

Al igual que cuando comienzas a organizar un piso pequeño, es mucho más complicado ordenar un espacio lleno de cosas. Por eso, lo mejor es que antes de empezar saques todos los alimentos de la despensa, hagas una buena limpieza y empieces desde el principio a recolocarlo todo tras estudiar el espacio que necesitas. Aprovecha este momento y deshazte de los alimentos caducados.

Organizar botes de la despensa

Organiza los alimentos por categorías

Los alimentos deben estar organizados en estantes por categorías. Los productos pequeños, como los aperitivos, es conveniente que los guardes en cestas con asas. En la parte de abajo, coloca las botellas para tenerlas a la mano, mejor en cajas con ruedas. Latas y tarros estarán fenomenal en cestas ancladas a un raíl.

Ten a mano los alimentos que más utilices. Intenta que el azúcar, el café, la pasta y la harina estén colocados en lugares centrales de la despensa, para que no te cueste mucho trabajo cogerlos.

Coloca dos paquetes de cada producto, no más: uno abierto y otro por abrir. Esto para que cada vez que abras un paquete, sepas cual es el que debes reponer. Así no tiras, ya que si acumulas más se acaba caducando.

Coloca lo nuevo detrás. Sé constante, haz un pequeño esfuerzo, este hábito te ayudará a mantener el orden.

Mantén la despensa en perfecta armonía

Judías, lentejas, garbanzos, arroz y frutos secos ofrecen todo un espectro de tonalidades. Cambia los envases industriales y guárdalos en botes transparentes: se conservarán mejor y ofrecerán una buena decoración a tu cocina. Para lograr una perfecta armonía, todos los envases deben ser del mismo modelo, aunque puedes jugar con el tamaño en función del producto que tengas para guardar.

Por otro lado, protege las baldas de las manchas con un material plástico antideslizante que puedas limpiar una vez a la semana con un paño húmedo. Podrás sacudirlos para eliminar el polvo o restos de alimentos y evitarás que la madera de los estantes se ensucie o se deteriore.

Organizar despensa por tipos de alimentos

Utiliza algún elemento decorativo para añadir encanto

Puede ser un centro decorativo con frutas o verduras, una bombonera con pasta en su interior o una delicada jarra de cristal. Esto te ayudará a cuidar la imagen de tu despensa, ya que por muy bien organizada que esté una despensa, no será atractiva si un tarro deja un cerco aceitoso o las baldas están llenas de sal y pimentón esparcidos. Ten en cuenta que la limpieza constante es la base de todas las cocinas con encanto.

Prepara una pizarra o una libreta para la lista de la compra

Una pizarra o una pequeña libreta en la puerta de la despensa te será muy útil: te permitirá apuntar los alimentos que se van acabando y así ahorrarás tiempo cuando tengas que hacer la compra y no te olvidarás nada de lo que necesitas reponer.

Poner pizarra en la despensa

Limpia la despensa una vez a la semana

Es común que la despensa sea la gran olvidada de la lista de tareas semanales de limpieza y, de hecho, es muy habitual que se acumule polvo o grasa entre los tarros. Este lugar debe estar impecable, dado que es el lugar en el que se guardan los alimentos y los ingredientes que consumes a diario.

¿Cómo es la despensa ideal?

Debe ser un lugar fresco y seco, preferentemente oscuro, que no tenga muchos cambios de temperatura, la ideal es de unos 10 a 20°C. Si tu despensa no tiene ventilación natural, instala un pequeño ventilador extractor.

Mantén bien iluminadas las baldas para ver su contenido. Pon focos en el techo que les den buena iluminación o tiras de led bajo los estantes. Es muy útil tener cestas o cajas de madera para alimentos que no van a la nevera, como patatas y cebollas.

¿Quieres saber cómo organizar los armarios de la cocina para tener ambas estancias perfectas? ¡Lee nuestro post para conocer todos nuestros consejos!

Back To Top
Abrir chat
1
Hola, ¿podemos ayudarte?.
Si desea escribirnos pulse de nuevo el botón de WhatsApp.