skip to Main Content
Vender Piso Ppal

¿Cómo se vende mejor un piso: con muebles o vacío?

Si estás pensando en vender un piso seguro que te has preguntado alguna vez qué hacer para vender el inmueble más rápido y mejor. Sin duda, hay varias acciones que puedes tomar, como contratar a un profesional para hacer las fotos o ajustar el precio lo máximo posible. Sin embargo, según los expertos hay una variable que influye de manera muy evidente en la toma de decisiones antes de comprar o alquilar un piso. La capacidad del comprador para imaginarse viviendo allí.

Por eso vamos a hacer un repaso a cómo se vende mejor un piso, con muebles o vacío. La mayoría de expertos coinciden en que se vende más rápido un piso amueblado. Esto se debe a la capacidad de visión espacial de cada persona para imaginar su propio mobiliario en el inmueble. Ya que los espacios vacíos al no tener referencias siempre nos parecen más pequeños y nos cuenta imaginarlos amueblados.

Ventajas de amueblar un piso para la venta

Tal y como hemos comentado la capacidad de cada uno para imaginar un espacio vacío amueblado varía, pero a todos nos resulta más o menos complejo. Por lo que mostrar una casa amueblada mejora la impresión que un posible comprador pueda llevarse del piso. Y por lo tanto cuanto mejor sea la impresión, más posibilidades habrá de que compre el inmueble.

Las habitaciones sin muebles por regla general parecen más pequeñas que las amuebladas. Ya que resulta difícil imaginar si realmente cabrán nuestros enseres al no tener referencias comparativas. Además, los muebles aportan una sensación de calidez que hace que la casa parezca mucho más acogedora. Tanto es así que en los último años ha surgido una nueva profesión, Home Staging. Que se encarga de amueblar y decorar las casas antes de mostrarlas a los clientes.

La idea es por tanto, hacer que el posible comprador se imagine viviendo en la casa. Tanto con sus propios muebles como con cualquier otro mobiliario. Ya que de este modo puede hacerse una idea de como quedaría la casa con su decoración, así como del espacio útil disponible.

Problemas de vender un piso con muebles

A pesar de que hayamos dicho que los pisos suelen venderse mejor cuando se encuentran amueblados, no todo vale. Ya que un fallo en la decoración puede jugar en contra de la venta y ocultar el potencial del piso. Igual que un espacio totalmente vacío parece más pequeño, un espacio abarrotado también. Por lo que siempre hay que encontrar el término medio.

Si intentamos vender una casa con demasiados muebles y objetos personales a la vista es posible que intimidemos al comprador. Haciendo que no se sienta cómodo en la visita al piso. Lo mismo ocurre si la decoración y el mobiliario está muy anticuado o pasado de moda. Todos los puntos que podríamos ganar con un espacio amueblado se desperdician al crear una mala imagen en el visitante.

En estos casos siempre es mejor contratar los servicios de una empresa especializada en vaciado de inmuebles. Además de comprar un mobiliario básico o contar con un diseñador de interiores. Puede parecer una inversión innecesaria, pero se ha demostrado que merece la pena. Ya que los pisos se venden antes y en muchos casos con un precio superior.

Consejos a la hora de vender un piso vacío

Cuando no sea posible amueblar un piso antes de ponerlo a la venta, también hay algunos consejos que puedes tener en cuenta. En primer lugar es recomendable hacer algunas fotos de cómo era el piso amueblado siempre que sea posible. De este modo, podrás enseñárselas al posible comprador si tiene alguna duda. Como si cabe una mesa de comedor o una cama de matrimonio en una estancia. Mostrar el estado anterior en que había un mueble de dimensiones parecidas puede ayudar.

Por otro lado, intenta hacer las fotos a la vivienda vacía para los anuncios con toda la luz natural que puedas. Ya que la luminosidad de un piso suele ser otro de los atractivos que buscan los compradores. Y por último, en caso de que haya algún pequeño defecto que quede a la vista al haber vaciado el piso, siempre puedes camuflarlo con una planta. No se trata de ocultar nada, pero sí de que el impacto sea menor sobre el comprador.

Además, asegúrate de hacer una limpieza a fondo en el piso. Y, siempre que sea posible, dale una mano de pintura blanca para que parezca más amplio y luminoso. El comprador tendrá tiempo de pintarlo a su gusto, pero mientras tanto se llevará una buena impresión si visita un lugar amplio con luz natural.

Consejos a la hora de vender un piso con muebles

Ya ha quedado claro que los expertos aconsejan vender un piso con muebles, pero llega el momento de tomar medidas para llevarlo a cabo. Lo más práctico es ponerse en el lugar del comprador. De este modo a la mayoría nos gustaría visitar un piso limpio, amplio, actual y bonito. Por lo que lo más recomendable es decantarse por una decoración neutra que permita hacerse una idea del piso habitado. Pero que no sea demasiado escandalosa.

En caso de se trate de una vivienda amueblada previamente puedes mirar la casa con ojos críticos. Y así retirar aquellos muebles que sobren, estén pasados de moda o en mal estado. Además, debes quitar los objetos personales, fotos familiares y elementos decorativos que tengan demasiada personalidad. De este modo sea como sea el comprador, el ambiente le resultará más acogedor.

Por otro lado, cambia las bombillas que estén fundidas y las que tengan poca potencia por unas nuevas y potentes. Dale al piso una mano de pintura para que parezca como nuevo y aprovecha al máximo la luz natural. Intenta programar las visitas en el horario en el que el piso esté más soleado, eso también ayudará a la venta.

1
Hola, ¿podemos ayudarte?.
Si desea escribirnos pulse de nuevo el botón de WhatsApp.
Powered by
Back To Top